El arte de Mourinho

publicado en: Uncategorized | 0

 “Ganar dinero es arte.” Andy Warhol

El 11 de febrero de este año el Manchester United, rival del Celta de Vigo el jueves en semifinales de la Europa League, venció al Watford por 2 a 0. Después del partido el entrenador del United, José Mourinho, seguía resentido.

“Vimos un estilo de fútbol,” dijo en rueda de prensa, “que si en vez de ser el equipo de Mourinho hubiera sido el equipo de otro ustedes dirían que fue arte”.

Todos los presentes sabían que el otro entrenador al que se refería era su rival y hoy vecino, Pep Guardiola, el entrenador del Manchester City. El jueves pasado hubo una oportunidad de medir cuál de los dos apostaba más al arte. El United jugó fuera de casa contra el City en un partido clave en cuanto a las posibilidades de ambos de clasificarse para la Champions League la temporada que viene. Era especialmente importante para el United ganar por dos razones: para vengarse de la derrota que sufrió contra el City en casa en septiembre, y porque llegaba al partido un punto detrás del City en la liga.

Desde que se jubiló en 2013 Alex Ferguson, entrenador del United durante 27 años, Old Trafford es un teatro que da sueño

El partido no fue bueno. Se demostró una vez más, especialmente tras el clásico español del domingo pasado, el abismo que separa a los equipos grandes de Inglaterra de los de España. El resultado fue 0 a 0. Pero fueron las demás estadísticas del partido las que ofrecieron elementos para juzgar los valores estéticos de los dos equipos.

El equipo de Mourinho tuvo el 31 por ciento de la posesión, la cifra más baja del Manchester United en cualquier partido desde que se inauguró la Premier. El City pasó la pelota 644 veces; el United, 288. De esos pases, 31 de los del City fueron dentro del área del United; siete de los del United fueron dentro del área del City. El City disparó a puerta 19 veces; el United, tres.

El mejor jugador del United fue, como es habitual, el portero español David de Gea. Se habla mucho de que lo va a fichar el Real Madrid. Después del empate del jueves Gary Neville, exdefensor del United, dijo que la salida de De Gea representaría un gran problema para el United.

Sería menos problema que se fuera Paul Pogba, el jugador más caro y, visto lo visto esta temporada, el más sobrevalorado de la historia. Todos los grandes de Europa se interesaron por él el verano pasado y el United salió ganando. O perdiendo. O quizá simplemente sea que el francés es uno de esos jugadores elegantes, habilidosos y artísticos con los que Mourinho no sabe qué hacer. Pogba es un centrocampista ofensivo que ha marcado cuatro goles en la Premier esta temporada y ha dado tres asistencias de gol. En la mayoría de los partidos del United ha interpretado lo que John Toshack llamaría el papel del pollo sin cabeza.

Mourinho y Guardiola se saludan en el derbi de Manchester.
Mourinho y Guardiola se saludan en el derbi de Manchester. OLI SCARFF AFP

Quizá parte del problema de Pogba es que el United de Mourinho es mejor sin el balón que con él. El portugués ha tenido la gracia en los últimos meses de criticar a rivales que defienden con diez y se limitan al contrataque para intentar marcar, lo que es y siempre ha sido la especialidad de la casa mourinhista. A su manera la estrategia funciona. El equipo de Mourinho no ha perdido en 24 partidos de liga consecutivos, la mejor racha histórica del United. Once de esos partidos han acabado en empates, por otro lado, y en total el United ha marcado 50 goles esta temporada en 33 partidos, uno más que el Bournemouth, equipo por naturaleza de tercera división que ha luchado duro este año para evitar el descenso.

El estadio del United, Old Trafford, es conocido desde los años sesenta como “el teatro de los sueños”. El nombre deriva de la tradición del United de emocionar a sus seguidores con su espíritu de aventura. Desde que se jubiló en 2013 Alex Ferguson, su entrenador durante 27 años, Old Trafford es un teatro que da sueño. Se fichó a Mourinho el año pasado para despertar al personal. No lo ha logrado, como verán los aficionados de Vigo este jueves, como verán los aficionados de todo el continente la temporada entrante si el United acaba ganando la Europa League y se clasifica para la Champions por esta vía.

Eso sí, con Mourinho en el escenario siempre habrá juerga. El arte está en los numeritos que monta él solo. Lo más divertido de los equipos de Mourinho es Mourinho.

Dejar una opinión